Algo en Común Algo en Común
Bunbury
 
 chatChat   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 




La figura humana de la suciedad (Fragmento XX)

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema Portal » Foros de discusión -> Literatura y Cine -> El Rincón de las Musas
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
CB3
Enganchad@ a ti



Registrado: 29 May 2010
Mensajes: 163

Reputación: 27.9Reputación: 27.9Reputación: 27.9


MensajePublicado: Jue Ago 26, 2010 6:10     Asunto:  La figura humana de la suciedad (Fragmento XX) Responder citando

Recuerdo un sueño, era mi habitación de la casa de mis padres, todo estaba en orden, y limpio, estaba recostado en la cama, afuera el ruido de los coches que iban rápido, y el calor del verano que nunca termina, la luz se colaba entre las cortinas blancas, de pronto en usa silla cerca del rincón, estaba ahí, un hombre, con rasgos hermosos, parecía salir de él una hermosa luz, sus cabellos estaban bien acomodados y eran dorados, sus ojos no podía apreciarlos bien, pero desde ahí me parecieron azules, estaba ahí silencioso mirándome, cuando salieron de mi boca las siguientes palabras, “¿Tu hombre extraño que haces invadiendo mi espacio?”, cruzo las piernas, con calma respondió, “Yo siempre estuve aquí, no sé por qué no lo habrás notado, puede que me conozcas de muchas maneras, o que niegues que yo exista, pero heme aquí hombre carroña”, verdaderamente parecía familiarizado al hablar conmigo, aunque yo no tenía la sensación de haberlo visto nunca, no tenía fuerzas para levantarme de la cama, seguí ahí, “Te equivocas ser extraño, ya no puedo ser carroña, la carne podrida debe ser por extensión algo que tuvo vida, la chispa mágica que le permitía existir, yo siempre he estado inerte como una molécula que no se mueve, suspendida entre los magnetos”, contesto, “Pero siempre aunque lo haya negado, habrás existo de alguna forma, lo único que tienen seguros los hombres es la muerte, pero eso no significa su fin, todos tienen la desgracia de ser hombres más veces que una, tú has vivido incluso al negarte, yo he sido testigo, tanto de tu humillación, como de tus triunfos, pero entre todo ello, solo probablemente, he provocado tus bajezas”, comprendía lo que me decía, mis oídos parecían estremecerse con su voz lenta, casi hipnótica, “¿Pero en verdad eres tu un perro de aguas?, yo no te he invitado a entrar, muchos menos anhelo tu compañía, deje todo rastro de ser balanza hace mucho tiempo”, se rio con una carcajada sonora que seguía resonando aun en mi después de mucho, abrió los labios, “Haz adivinado pues lo que soy, aunque no creo que te levantes de ahí nunca, no tengo que temer a las necias palabras del hombres, por que se que no recuerdas esas palabras, no puedo atormentarme, y si he entrado aquí es por tu causa, si me mantienes aquí, será no porque he elegido servirte, más bien es porque disfruto tu tragicomedia”, tenía razón no había fuerzas, mucho menos tenía ganas de intentar una pelea que sabia perdería, “Oh tenias por nombres arcano Ahrimán, pero no tendrás nombre ahora, probablemente por eso estas ahí, y de tu cuerpo expide esa luz esplendorosa, pequeño soberbio, sabes que desde hace meses no te obedezco, dime rápido a que has venido aquí”, en efecto no tardo en decirme sus pretensiones, “Quiero que sepas que de alguna manera has sido siempre mío, no tengas miedo, yo no quiero tentar tu espíritu, si quien esta mas hundido eres tú, el primero entre los primeros, mas no tu logras nada dentro de ti, abandonando todo, pretendes que no hay forma, en que yo actué, y el daño está hecho, tú no eres de acero, y yo mucho menos estoy formado en carne”, procure pensar que contestaría con que frase terminaría expulsando de ahí, “Oh Satán acerca a mi tu cáliz, no tengo miedo de tus pretensiones, si es un hecho que como tú dices no tengo remedio, no quiero hundir conmigo a los otros, se quien te encargo venir, aunque te ocultes siempre, tengo conocimiento de quien eres y como obras, puede que estuvieras aquí desde antes que yo entrara en escena, pero por principio debo advertirte ahora soy dueño de mi propio destino, ahora ve y dile a tu maestro y también puedes aplicarlo para ti, no serviré de ningún modo para su plan maestro”, el bello resplandor desapareció, eso es lo que recuerdo de mi sueño, una fantasía de la cual el maestro Fausto se reiría mucho, cuando desperté de ese sueño, mi cabeza me dolía y decidí caminar en la arena, buscar un poco de bebida y olvidarme del asunto que me atormenta, no quiero leer, ni hablar, el pensamiento es para el artista, y la filosofía para hombres que guardan esperanzas, no siempre optimistas, etcétera…

Shocked

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Portal » Foros de discusión -> Literatura y Cine -> El Rincón de las Musas Todas las horas son GMT + 2 Horas
Todas las horas son GMT + 2 Horas
Página 1 de 1


Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro




Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group
mostrar

Foro gratis | foros de Musica | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo


Código contador: